lunes, febrero 09, 2015

    3 Libros que me INNpulsaron en 2014

    Este post ha aparecido previamente en Innpulsos, un blog que realizo en colaboración con compañeros de la División de Estrategias de Innovación de Tecnalia.


    Una de las cosas que más me gustan del método que emplea Team Academy en su visión de cómo debe ser el aprendizaje, es el concepto de “lista de lectura”. Cuando estuve en Finlandia hace unos años en una “Learning Expedition”, pude comprobar in situ como los estudiantes del grado en empresariales finés (por hacer una similitud con nuestros planes de estudios), deben de completar una serie de lecturas para poder aprobar sus créditos.
    El sistema me pareció simple, pero a la vez tremendamente poderoso, cuando lo escuché explicado por boca de uno de sus protagonistas. Cada estudiante que completa el ciclo de formación debe acumular unos puntos determinados, que se consiguen leyendo y haciendo ensayos críticos sobre ciertas obras de marketing, gestión empresarial, liderazgo, innovación, gestión del cambio, gestión financiera, etc. Pero todos los libros no valen igual, las puntuaciones de cada obra varían en torno a su volumen, la complejidad de su lectura, la influencia que han tenido, etc. El objetivo es que todos los alumnos que pasan por el grado, deban haber leído cierta cantidad (y calidad) de libros sobre todo lo que necesita una persona que va a formar una empresa o va a formar parte de una. El estudiante tiene autonomía para decidir cuáles son las obras que quiere leer, pero también está condicionado por la cantidad de puntos que necesita para cumplir con el objetivo final. Y esos puntos vienen dados por la importancia de las referencias bibliográficas.
    Muchos pensaréis que todo esto está muy bien, al mismo tiempo que os surge la duda de¿cómo se evalúa todo esto?
    IMAG1961_1
    Bueno, pues el método de evaluación consiste en realizar ensayos críticos sobre los libros que se han leído y presentarlos ante los compañeros de clase. En esos ensayos se habla de lo que trata el libro, se reflexiona sobre sus argumentos, qué lecciones útiles da, qué es lo que se ha aprendido, qué cosas se pueden poner en práctica, etc. La lista de esos famosos libros os aseguro que tiene clásicos, a la vez que otros más innovadores, y compone una muy buena bibliografía de la que debería “beber” todo emprendedor. Lo que más me gusta de todo esto, es que desde el primer minuto se entrena la capacidad de autoaprendizaje pero además, un hábito de lectura que seguro va a ser más que útil en el futuro de estos chavales.
    Entroncando con el título del post, recuerdo que la media de libros que tenían que leer estos graduados al cabo del año era de unos 14-15. Pero claro, no 14 novelas, sino 14 libros de muy diverso tipo. Desde aquel viaje, he intentado todos los años aplicarme esa media de lectura (algunos años con más éxito que otros) como objetivo personal/profesional. Es algo que recomiendo encarecidamente a tod@s, ya que es una fuente de ideas, abre la mente y a la vez, exige abandonar nuestra zona de confort. Obviamente, como investigador también tengo que leer un montón de “papers”, informes y demás al cabo del año (al igual que intento hincar el diente a diversas novelas gráficas y alguna novela en mis ratos de ocio), pero los libros te obligan a otro tipo de lectura y otro tipo de pensamiento crítico y reflexión.
    Por eso en este post, quería compartir con todos vosotr@s 3 obras que he leído este año (no todos, porque aparte de que os aburriría, este post crecería significativamente y no es el objetivo :-D ), que me han influido en gran medida y que me gustaría recomendar abiertamente;
    How Apple and Google Went to a War and Started a Revolution – Fred Vogenstein
    Aunque no ha tenido muDogFightcho impacto en ventas ni en crítica, personalmente creo que es un libro muy a tener en cuenta para todos aquellos emprendedores e innovadores de lo digital. En él, su autor relata a través de los testimonios de muchos de sus protagonistas, cómo ha sido el proceso de creación de iPhone, Android e iPad.
    Todas las complicaciones técnicas de la época, junto con las presiones empresariales y las necesidades a nivel de marketing que necesitaron estas tres innovaciones radicales, se van exponiendo a lo largo de esta obra. Es un libro que habla de una historia tecnológica muy reciente, pero también lo hace a través de las voces personales que “sufrieron” las diversas presiones por lanzar productos que nadie había concebido anteriormente y por alumbrar “necesidades creadas” con unos ingentes mercados de contenidos detrás.
    Es muy curioso ver las diferencias a la hora de afrontar cada proyecto. Si para Apple, el iPhone se trató casi de una “Misión a la Luna”, en la cual se pusieron todos los recursos de la empresa a su disposición (es particularmente curioso como Steve Jobs hacía obras en sus instalaciones todos los fines de semana para crear “salas secretas”, donde trabajaban los diversos equipos de personas involucrados). Para Google, Android fue una compra super-secreta, cuyo equipo vivía totalmente alejado de la realidad de la empresa. Posteriormente llegaría el iPad, pero a diferencia de los dos anteriores, era una innovación que estaba en la estrategia a largo plazo de Apple, que tuvo que ser acelerada. Y todo esto en dos compañías “amigas”, las cuales gozaban de unas muy buenas relaciones (incluso el CEO de Google, Eric Schimidt era miembro de la junta directiva de Apple).
    Lo que nos dejan todas estas innovaciones para el autor es un vasto mercado de contenidos, accesibles a través de una pléyade de dispositivos, que prometen cambiar la experiencia de consumo de libros, discos, películas y demás, pero  también su creación, conceptualización y distribución. Argumento éste con el que estoy bastante de acuerdo y que va en la línea de otros autores como Rifkin, que apuestan por una “era del acceso”. Pero la diferencia está en que para el autor, estas compañías tecnológicas van a ser también creadoras de contenidos.
    It´s Complicated – Danah Boyd
    Otro de los libros que heitscomplicated leído este año y que más me han gustado, han sido las conclusiones de este estudio longitudinal llevado a cabo por la investigadora de Microsoft Research, Danah Boyd. En este libro se exponen muchos contrasentidos y mitos del binomio “jóvenes y digital”. Hay capítulos que encontré mucho más interesantes que otros, pero en su conjunto la obra nos ofrece una radiografía muy precisa y cualitativa de la relación actual entre adolescentes y nuevas tecnologías.
    Nadie duda de que muchas cosas estén cambiando y un concepto que destaca Boyd es el de “Networked Publics”, para referirse a todos aquellos espacios de interacción digitales, donde los jóvenes socializan con sus iguales. Esta es una de las cosas que ha cambiado, ya que ahora los jóvenes no sólo socializan en espacios públicos, sino también en espacios privados (ya que todas estas compañías tienen ánimo de lucro y basan su modelo de negocio en el uso que hacen de los datos de los usuarios para ofrecer publicidad y demás).
    Por otro lado, también es reseñable el hecho de que se refleje el mito de los “nativos digitales” y cómo la facilidad de uso de las nuevas tecnologías por parte de los más jóvenes, nos lleve a creer erróneamente en una “digital literacy” ya adquirida. Dicho capítulo es de lo que más me ha gustado, ya que diversos testimonios recogidos sobre los participantes, apoyan la tesis anterior.
    Smarter Than You Think – Clive Thompson
    A principios del año pasado tuve la ocasión de poder leer un libro realmente interesante y que reflexiona en torno a un concepto hasta entonces para mí descono9781594204456B.JPGcido; “La memoria transactiva”.
    Esta “memoria transactiva” es la que muchos antropólogos llevan estudiando en comunidades y tribus de diverso tipo, para ver cómo se construye el conocimiento en común de varios individuos. El ejemplo que siempre suelo poner para ilustrar esto, es cómo actuábamos antes de que hubiera GPS, para encontrar una dirección o lugar en concreto. Siempre se preguntaba a la gente del lugar o a personas que creíamos que podían saberlo, hasta llegar a nuestro objetivo.
    Hoy en día también actuamos así, pero cada vez menos, porque la famosa nube nos equipa con todo lo necesario para este tipo de tareas. Si tenemos dudas en una discusión no recurrimos ya al intelectual del grupo, sino que googleamos la duda en cuestión en nuestro Smartphone. Incluso también compartimos estas dudas en nuestras redes sociales, foros y demás, con el objetivo de que “algún experto desconocido” nos pueda asesorar o informar.
    ¿Es esto mejor o peor? Para el autor es rotundamente mejor, aunque lo cierto es que las cosas han cambiado y ahora tenemos otras ventajas y desventajas en nuestro día a día. Vivimos en una sociedad con más dispositivos, pero con menos “disposiciones”.

    Libros

    Libros
    "Comprar libros estaría genial, si además pudieras comprar el tiempo que necesitas para leerlos... Pero como regla general, la compra de libros se confunde a menudo con la simple adquisición de sus contenidos" Arthur Schopenhauer. ---Es una gran verdad, encerrada en muy pocas palabras y que nos dice más de lo que podemos observar. Para mí, la cultura es lo único que nos hace más humanos y previene a los que somos más humanos, de dejarnos engullir por los inhumanos que creen que el dinero lo puede comprar todo en la vida.---