lunes, abril 08, 2013

    Riesgos, decisiones, educadores y emprendedores

    Este post ha aparecido previamente en Innpulsos, un blog que realizo en colaboración con compañeros de la División de Estrategias de Innovación de Tecnalia.

    Hace algo más de una semana, el programa de investigación periodística "Salvados", reapareció en una nueva temporada con el tema de la educación a debate. Para ello hicieron una revisión del sistema actual español. En esta revisión, se centraron en ver las progresivas reformas auspiciadas por los diversos partidos que han ocupado el poder político durante estos años y cómo ahora parece que los recortes están llevando a situaciones límites en las aulas.

    Como contraposición, utilizaron el caso finlandés como paradigma de buenas prácticas en educación, con un amplio consenso político y con una apuesta clara de nación volcada en el futuro de sus hijos. El episodio está bastante bien y creo que merece la pena verlo, ya que a pesar de que el caso finlandés es un caso que ya ha sido ejemplarizado en multitud de ocasiones, creo que nunca está de más seguir conociendo claves de su modelo.

    Ser el número 1 en materia educativa durante varios años y con un modelo que fomenta la igualdad de oportunidades, pero a la vez, la diferenciación de necesidades y capacidades de cada individuo no es nada fácil de conseguir y creo que hay infinitud de lecciones que aprender de la sociedad que lo ha hecho posible (aunque también tengan sus debilidades en otros aspectos).
    Pinchando en la imagen podéis acceder al vídeo
    De todos modos, en estos párrafos me gustaría resaltar uno de los valores que se fomenta en la educación finlandesa y que es único en el mundo y se diferencia de otros grandes sistemas educativos y que salen tan bien parados en el informe PISA (como Corea del Sur, EEUU y Holanda).

    Este valor no es otro que la confianza. La confianza es uno de los activos que se albergan dentro de lo que se llama más ampliamente "capital social" y es el motivo por el cuál hemos acabado en esta crisis de deuda bancaria y su ausencia, promete mantenernos en ella durante mucho tiempo.El sistema educativo finlandés se basa en la confianza. Confianza en el futuro de las nuevas generaciones, confianza en la igualdad de oportunidades, confianza en el conocimiento y sobre todo confianza en las capacidades, la responsabilidad y la autonomía del otro.
    ¿Pero cómo se trabaja esta confianza? Pues muy fácil; en equipo. Esta es una de las claves que creo que es la gran diferencia del sistema educativo finlandés con otros sistemas exitosos, pero mucho más exigentes e individualistas (sirva el caso de Corea del Sur, otro de los clásicos del Informe Pisa, donde ser profesor es una de las profesiones de éxito).

    Aparte, los alumnos finlandeses tienen una gran carga de responsabilidad, tanto para ellos, como para los otros y no se les examina, por su capacidad de recordar en un examen, sino por la aplicación de su pensamiento a nuevas situaciones. Es decir, saber resolver problemas.
    El hecho de trabajar esta confianza en el otro, desde el principio de la vida educativa del alumno es una de las grandes fortalezas del capital social de esta sociedad, ya que ayuda a los individuos a afrontar los errores, de manera completamente diferente a cómo se hace en otros sistemas educativos. Se aprende de los errores y no se penalizan, sino que se ven como una oportunidad para mejorar.

    Lo veíamos hace tiempo en Redes, de la mano de la neurocientífica Tali Sharot, que explicaba cómo los sesgos "positivos" han tenido un papel diferencial en la evolución. Somos optimistas por naturaleza, porque nuestro cerebro está programado para sobrevivir y es el que nos empuja hacia retos que parecen imposibles.
    Pincha en la imagen para acceder al vídeo
    Ya lo decía Churchill, no tiene mucho sentido ser un pesimista. :)
    "I am an optimist. It does not seem too much being anything else"
    Winston Churchill

    Por eso, no extraña que "algo grande" está pasando en Finlandia y los países nórdicos (ya que comparten muchas similitudes en su enfoque educativo y bienestar social). The Economist se hacía eco de este cambio a favor del fomento de pequeñas empresas (pese a que es una tarea difícil) y los peligros que encierra que Nokia represente un 4% del PIB finlandés.

    Más emprendedores significa, más empleo, y esto no lo digo yo, lo dice el vicepresidente de la Comisión Europea, Antonio Tajani, en una nota de prensa de enero:
    «Seamos claros: más emprendedores significa más empleos, más innovación y más competitividad. Convertirse en emprendedor y convertir los proyectos en realidad requiere mucho riesgo personal y esfuerzo. Los emprendedores son los héroes de nuestro tiempo. El espíritu emprendedor es también el más potente motor del crecimiento en la historia económica. Por lo tanto, queremos que el espíritu emprendedor se convierta en una perspectiva accesible y atractiva para los ciudadanos europeos. Este es el mensaje clave de nuestro plan de acción. Si somos capaces de liberar el potencial empresarial europeo, podremos reactivar el crecimiento en Europa».
    Por eso, hoy más que nunca debemos hacer énfasis en la confianza en la educación, porque la confianza en los otros y en uno mismo, es la que nos permitirá asumir riesgos. Y son esos riesgos, los que pueden cambiar el modelo productivo y generar empleo y bienestar social.

    Bonus Track: Hay un documental muy recomendable titulado "The Finland Phenomenon: Inside the World’s Most Surprising School System".

    Libros

    Libros
    "Comprar libros estaría genial, si además pudieras comprar el tiempo que necesitas para leerlos... Pero como regla general, la compra de libros se confunde a menudo con la simple adquisición de sus contenidos" Arthur Schopenhauer. ---Es una gran verdad, encerrada en muy pocas palabras y que nos dice más de lo que podemos observar. Para mí, la cultura es lo único que nos hace más humanos y previene a los que somos más humanos, de dejarnos engullir por los inhumanos que creen que el dinero lo puede comprar todo en la vida.---