lunes, marzo 14, 2016

    7 Cosas que aprendí como CM de TECNALIA

    Este post ha aparecido previamente en Innpulsos, un blog que realizo en colaboración con compañeros de la División de Estrategias de Innovación de Tecnalia.


    Este mes de mayo ha sido mi último mes como Community Manager de TECNALIA. Un rol que he desempeñado desde 2012 hasta la semana pasada, en la que he intentado posicionar a nuestra fundación como referente en I+D+i, en las diferentes redes sociales en las que tenemos presencia.
    Ha sido una experiencia en la que he disfrutado y en la que he aprendido un montón, pero todo tiene un final y la carga de trabajo que venía soportando últimamente como investigador, al mismo tiempo que CM ,se había vuelto insostenible y ello me ha forzado a tomar una decisión. Esta es la razón de que haya elegido continuar en la investigación (defiendo la tesis en breve) y dejar de lado el tema de las redes. La nueva voz de TECNALIA se llama Leire Agüero, a la que deseo la mejor de las suertes y de la que estoy seguro que va a ser capaz de empujar esto mucho más de lo que yo he hecho. Durante las últimas semanas la he intentado proveer del kit básico con el que empezar a navegar en este océano que es lo digital, y ahora empieza a zarpar.
    Como colofón a esta etapa, se dio la casualidad de que llegamos a los 10.000 seguidores en Twitter la semana pasada y para celebrarlo, hicimos una foto en la que aparecían algunos miembros del equipo de Marketing de TECNALIA. Y es que como dice el Cholo, “no hay nadie por encima del equipo”. :)
    CGKIDByWQAAh1MT

    Durante este periplo, creo que he aprendido muchas lecciones sobre las que reflexionar tendidamente y que seguro inspiran a muchos otr@s que también tienen que acometer este tipo de tareas. Por ello, me gustaría dedicar este post sobre algunos puntos que aplican a todas aquellas personas que se ven en la tesitura de comunicar y transmitir temas de I+D+i en redes sociales. Supongo que haya otros que me deje en el tintero y otros que no aplican, dependiendo del caso, pero quería compartir con vosotr@s, algunos de los temas que más me han hecho reflexionar durante esta etapa;
    • Las herramientas cambian, pero las rutinas de trabajo no: Una de las cosas a las que más he prestado atención durante este tiempo es a establecer una rutina y un marco de trabajo que cree una consistencia en las formas y los contenidos. Evidentemente, también es muy importante actualizarse constantemente en torno a herramientas 2.0, ya que muchas cierran, otras se transforman y además con una velocidad espectacular. Pero lo más importante en mi opinión, es establecer unos objetivos claros, unos indicadores ágiles y una estrategia de contenidos que nos den visibilidad de forma sostenida y creciente en el tiempo. Todo lo que es digital, fragmenta. Y si no establecemos los mecanismos para agregar, lo vamos a pasar muy mal.
    • Los números ayudan, pero no son el objetivo: Siempre he dicho que ningún objetivo en redes sociales debe basarse en conseguir 5.000 seguidores, 2.000 fans, etc. Aunque tener esos números ayudan (no nos vamos a engañar) a conseguir nuestros objetivos, nunca debemos cegarnos por ellos. Porque si lo haríamos, quizás con 80$ y unos cuantos seguidores chinos se acabaría nuestro trabajo. Los números son un medio para conseguir los objetivos, pero la clave es en el tipo de audiencia que se genera, fideliza y mantiene a lo largo del tiempo. Recordad; “los árboles a veces no nos dejan ver el bosque”.
    • La cultura científico-tecnológica importa: Y es algo que no se puede enseñar, requiere tiempo, pasión y dedicación. Las últimas encuestas de la FECYT sobrePercepción Social de la Ciencia, apuntan hacia una mejoría, pero no nos engañemos. En esto, todavía tenemos mucho que hacer para llegar a los niveles que marca la media europea. Por ello, las labores de cualquier CM que se encuentre en un centro de investigación también incluyen el papel de divulgador. Algo que no es tarea fácil, pero que tiene una gran recompensa social, ya que “ayuda a cambiar las cosas”.
    • Dar visibilidad a la investigación es difícil: Por eso es mejor hablar de sus protagonistas, mostrar el funcionamiento de determinados artefactos o explicar qué problemas se tratan de abordar. Creo que en esto ya hay mucho escrito y no merece la pena que me extienda, pero sentía que debía mencionarlo de alguna manera. La Web permite nuevas formas mucho más interactivas de comunicar y también permite crear nuevas formas de acercar la ciencia, la tecnología y la innovación a la sociedad. No en vano es el medio en el cuál más información de este tipo existe y en el que parece que más interés se despierta en este tipo de contenidos.
    • El CM es el mejor RRPP interno que puede haber: O al menos debería serlo. Al ser la voz de la organización en el espacio digital tiene que conocer a mucha gente dentro de la organización y saber comprender el trabajo que realizan los investigadores. Cosa que no es fácil, pero que es muy importante para poder transmitir adecuadamente los mensajes de los diferentes proyectos de investigación, y sobre todo traducirlo al lenguaje digital. Además, también tiene que ser una figura de fácil acceso y no asumir un rol reactivo, sino activo en la búsqueda de contenidos potencialmente publicables en redes sociales.
    • El lenguaje es la mejor plataforma para innovar: El lenguaje no pertenece a nadie y en las redes puede ser tu mejor aliado o tu peor enemigo. Saber utilizarlo para llegar a tu comunidad y establecer el código que permita que tus mensajes lleguen a tu audiencia y sean accesibles, es un proceso de aprendizaje continuo. Nadie tiene recetas infalibles, sino que aquí sólo existe un acuerdo de mínimos, en los que las claves para mejorar residen en “ensayo y error”. Las innovaciones en el lenguaje son muy poderosas, pero las faltas a los cánones (ortografía, sinsentidos, etc.), también se penalizan dramáticamente.
    • No creo en CM´s, pero sí en profesionales 2.0: La Web 2.0 y los medios sociales han creado una serie de necesidades en las organizaciones, que se traducen muchas veces en la demanda de nuevos perfiles profesionales. Esto es algo que no admite discusión, pero lo que sí es más discutible es que una sola persona tenga que afrontar la mayoría de estas tareas. Para mí la comparación con el “Director o Responsable de Innovación” es la más acertada. ¿Acaso la innovación es tan poco importante que se deja en manos de una persona? Pues lo digital dispone de la misma transversalidad organizacional que la innovación. No se puede dejar en manos de una persona, sino que hay que crear departamentos que se puedan complementar y trabajar al unísono, concienciar a toda la plantilla de la importancia para el negocio de estos temas y hacer un esfuerzo por elevar al mismo tiempo sus capacidades digitales. A partir de ahora TODO el marketing es digital. Ya no se concibe el marketing off-line sin el on-line, pero es que además, el marketing ha pasado a ser social y de contenidos.
    Espero que esto lo puedan leer CM´s de otros centros de investigación, porque me gustaría mucho que pudieran mostrar sus posturas. Y por supuesto cualquier otro lector. Como siempre, estoy deseoso de oír vuestros comentarios.

    😉

    Libros

    Libros
    "Comprar libros estaría genial, si además pudieras comprar el tiempo que necesitas para leerlos... Pero como regla general, la compra de libros se confunde a menudo con la simple adquisición de sus contenidos" Arthur Schopenhauer. ---Es una gran verdad, encerrada en muy pocas palabras y que nos dice más de lo que podemos observar. Para mí, la cultura es lo único que nos hace más humanos y previene a los que somos más humanos, de dejarnos engullir por los inhumanos que creen que el dinero lo puede comprar todo en la vida.---