lunes, marzo 09, 2015

    Querer cambiar

    Este post ha aparecido previamente en Innpulsos, un blog que realizo en colaboración con compañeros de la División de Estrategias de Innovación de Tecnalia.

    Esta mañana y cómo ya va siendo costumbre, volví a hablar de productividad 2.0 y delsistema GTD en la iniciativa #Pilulak de TECNALIA.
    Es ya el tercer año que realizo el taller y por el cuál, han pasado unos cuantos cientos de investigadores y profesionales de otros centros que han firmado el convenio conTECNALIA. Este año ha sido el último año que voy a impartir esta formación (al menos en la forma que está pensada), ya que considero que todas las pilulas tienen su fecha de caducidad y esta, a pesar de la participación tan exitosa que ha tenido, no es una excepción.
    A pesar de ser esta la tercera edición, las preguntas, consultas y dudas que el sistema GTD produce, siguen girando en la misma dirección. L@s asistentes que se dan de bruces con la metodología por primera vez, suelen ejemplarizar su rechazo por lo desconocido en expresiones como;
    “No puedo cerrar el correo o consultarlo en periodos acotados si quiero dar un buen servicio a mis jefe/clientes”
    “Esto estaría bien, pero estaría mejor que mi empresa/organización tuviera una política acorde con ello”
    “Todos estos principios y hábitos están muy bien, pero el día a día nos come y no tenemos tiempo para ello”
    Etc, etc, etc…

    Todas las frases anteriores se resumen gráficamente en una imagen que utilicé en esta última ppt y que creo que ejemplifica perfectamente el sentir de todas estas apelaciones y argumentaciones; la dificultad de querer abrazar un cambio.
    a809ba8f10ef4db18280b244aa94d993
    Y este es el mayor problema que presenta la introducción a un sistema de productividad personal como GTD. No es fácil salir de nuestra “zona de confort”, para abrazar un sistema que tiene reglas y métodos diametralmente opuestos (usualmente) a los que tenemos pre-establecidos y utilizamos en el día a día de nuestra organización/empresa. Nos sentimos cómodos con nuestras rutinas (nuestra rueda cuadrada), a pesar de que echamos pestes continuamente del sistema, pensamos que alguien debería mejorarlo (pero nunca nosotros) y seguimos día a día en una espiral que raramente tiene un final que no involucre hastío, desmotivación y la tan famosa “procrastinación”.
    Pero todo tiene solución, todo tiene un comienzo y un final, y a todo se le puede dar la vuelta, por difícil que nos parezca. GTD es una metodología de productividad personal que destaca por su fácil adaptación a cualquier entorno laboral y por dotar de una mayor visibilidad a la gestión de tareas que tenemos en nuestro día a día. Los resultados siempre acompañan a GTD, siempre que mantengamos un compromiso y unas rutinas determinadas. Pero claro, para cambiar, primero hay que querer cambiar.
    Ánimo para tod@s!
    ;)

    Libros

    Libros
    "Comprar libros estaría genial, si además pudieras comprar el tiempo que necesitas para leerlos... Pero como regla general, la compra de libros se confunde a menudo con la simple adquisición de sus contenidos" Arthur Schopenhauer. ---Es una gran verdad, encerrada en muy pocas palabras y que nos dice más de lo que podemos observar. Para mí, la cultura es lo único que nos hace más humanos y previene a los que somos más humanos, de dejarnos engullir por los inhumanos que creen que el dinero lo puede comprar todo en la vida.---