martes, marzo 24, 2015

    Presencia Digital

    Este post ha aparecido previamente en Innpulsos, un blog que realizo en colaboración con compañeros de la División de Estrategias de Innovación de Tecnalia.


    El jueves 5 de febrero tuve la oportunidad de impartir un taller de habilidades digitales para emprendedores, dentro de la iniciativa Getxon Elkarrekin, en la que participan TECNALIA y Team Academy Euskadi.

    El proyecto que promueve GetxoLan y financia la Fundación Juan Bautista Zabala, tiene como objetivo poner en marcha un programa de entrenamiento grupal para el fomento y desarrollo de competencias emprendedoras dirigido a personas que quieran poner en marcha nuevos proyectos innovadores en Getxo.

    La verdad es que me gusta mucho trabajar en proyectos así, ya que poder estar con personas que tienen un montón de ideas y muchas más ganas de realizarlas, siempre es un lujo. En este tipo de foros conoces otro tipo de realidades a las que estás acostumbrado y además te das cuenta de que a pesar de que las cosas están muy mal, hay gente que quiere cambiar las cosas, pero desde uno mismo.

    En cuanto al taller, la verdad es que no innové mucho, ya que decidí replicar la estructura que ya empleé el año pasado en Kemen y otros proyectos similares. Siempre me gusta hacer una introducción corta, con algún ejemplo reseñable, para posteriormente hablar de cuáles son los motivos por los cuales debemos tener una presencia digital destacada. Por último, suelo acompañar estas conceptualizaciones, con ejemplos de “carne y hueso”, para que la gente vea que ellos también pueden hacerlo y mostrarles cómo.


    Algunos ejemplos de carne y hueso que utilicé en esta ocasión fueron participantes del año pasado en Kemen. Ejemplos como los de Eva con Singular Day, Maribel con el Guisante Verde, o las chicas de Bitubi. Personas emprendedoras que decidieron dar el paso y que en mi opinión, lo están haciendo bastante bien en las redes y para las cuales les deseo toda la suerte del mundo.
    La presencia digital es vital hoy en día para los emprendedores, ya que cada vez más se está convirtiendo en una primera aproximación a una persona. Si hace unos cuantos años, lo primero era intentar pedir referencias sobre una persona a conocidos, compañeros de trabajo, amigos, familia, etc. Ahora dejamos de lado eso, para directamente googlear los apellidos y nombre de la persona en cuestión y ver si tiene cuenta en Twitter o perfil en Facebook o Linkedin. Ver las fotos de la fiesta del fin de semana de esa persona o algún comentario malsonante de esa persona, puede significar descartar al candidato para esa entrevista o directamente un despido.

    Aunque creo que lo más importante es que el paradigma comunicativo de los tradicionales Mass Media ha cambiado. Sólo así se explican datos como los que ha publicado el IAB en su clásico estudio, que publica todos los años y que reza que el 89% de las personas sigue a marcas en sus redes sociales.

    ¿Quién dijo que a las personas no les gusta la publicidad en las redes sociales? ¿Quién dijo que las empresas no tienen que estar en las redes sociales? ¿Quién dijo que esto es una moda pasajera?

    Es el Marketing Digital, estúpid@.

    Para finalizar el post, os dejo un fragmento del libro de Ken Auletta, “Googled, the end of the world as we know it” (2009), que también les pasé a los participantes en el taller.

    “Mel Karmazin, traje de 3.000 dólares, corbata, pelo esculpido, sube las escaleras de la sede de Google en Mountain View, Junio 2003; se cruza con un montón de chavales en vaqueros y camiseta; Google tiene sólo 5 años de existencia; Karmazin, Presidente Ejecutivo de Viacom, holding dueño de la cadena de televisión CBS, está allí para ver de qué van aquellos geeks que todavía usan puertas sobre borriquetas como mesas, no tienen despachos y sirven dudoso café a las visitas.

    La denominada Sala Verde es el lugar de la charla con uno de los fundadores, Larry Page, a la sazón 30 años ("¡¡30 años, jodeeeeer!!", piensa Karmazin). Luego lllegan Eric Schmidt y el otro fundador, Sergey Brin. Sergey…¡ Va en pantalones cortos y están sudando!… viene del gimnasio.
    Karmazin les gasta una broma: "No os preocupéis, muchachos, no estoy aquí para comprar vuestra empresa…!"
    Qué estúpido suena en 2013, ¿no?

    "Tenemos algoritmos que dan la cifra exacta del interés creado por cualquier anuncio independiente de empatías, prejuicios, etc. Le damos un valor matemático que llamamos PageRank"
    "Ofrecemos a los anunciantes un programa llamado AdWords que…"
    Karmazin empieza a sudar…
    "Tenemos otro programa algorítmico llamado AdSense…"
    Karmazin sigue sudando.
    "Cobramos Cost per Click [CPC]"

    Karmazin empieza a mover las piernas agitadamente debajo de la puerta/mesa…
    Schmidt:"Sabemos que si gastas X dólares en anuncios, recibirás Y dólares por cliente…"
    Karmazin está a punto de estallar. Todo el sistema de anuncios depende hasta ese momento de algo intangible y bello: Emoción, misterio, nada de métricas de medición… "los anunciantes no saben qué es lo que funciona, lo que no… Es un gran modelo…" piensa mientras escucha a estos críos…

    "Estoy vendiendo publicidad por valor de 25.000.000.000 dólares, no necesito saber lo que funciona y lo que no…" sigue pensando Karmazin.
    De pronto, se arregla los gemelos de oro, luego cruza los dedos y medio en broma, medio en serio, protesta:

    "YOU'RE FUCKING WITH THE MAGIC"

    PD: Seguro que en Kemen me dejo a muchas más experiencias de éxito, pero siempre hay que elegir, lo siento. L Un abrazo a tod@s con los que pude compartir tiempo, espacio y reflexiones y mucha suerte para tod@s!
    ;-)

    Libros

    Libros
    "Comprar libros estaría genial, si además pudieras comprar el tiempo que necesitas para leerlos... Pero como regla general, la compra de libros se confunde a menudo con la simple adquisición de sus contenidos" Arthur Schopenhauer. ---Es una gran verdad, encerrada en muy pocas palabras y que nos dice más de lo que podemos observar. Para mí, la cultura es lo único que nos hace más humanos y previene a los que somos más humanos, de dejarnos engullir por los inhumanos que creen que el dinero lo puede comprar todo en la vida.---