domingo, octubre 14, 2012

    Las secuelas de las llamas


    El domingo 24 de junio tenía lugar un incendio que conmocionaba a buena parte de la comunidad campurriana. La mítica Plaza de Abastos era pasto de las llamas en un precipitado y acelerado incendio, en el que los bomberos poco pudieron hacer para evitar que el edificio se consumiera rápidamente  La estructura de la construcción facilitó este hecho, ya que la madera era uno de los materiales predominantes en sus estructura. Además, las sábanas y ropas que contenían las empresas de limpieza que estaban alojadas en su sede, también contribuyeron a esto.
    Desde entonces, nuestros representantes han asegurado que la Plaza de Abastos no se convertiría en terreno edificable, de cara a una futura promoción inmobiliaria y que sería reconstruida para albergar un centro de ocio, que pudieran disfrutar todos los ciudadanos de Reinosa.

    Pero lo cierto es que este proyecto parece que va para largo. Quizás porque todavía se espera lo que se pueda rascar del seguro, quizás porque es mucho dinero (se cifra en 1,2 millones de euros la reconstrucción total), los cascotes y vigas caidas esperan a su nuevo destino con semblante triste y abatido.
    Por eso (y por otras cosas), me decidí este verano a hacer unas fotos de la naturaleza muerta resultante del incendio (que tenía que haber publicado antes, pero ya sabéis que soy una persona muy ocupada). Me fascinan este tipo de edificios medio en ruinas, por la expresividad e historia que almacenan entre sus cimientos y es mi pequeño homenaje personal al conjunto.
    Sé que Chivuco y Carlos han hecho sendos homenajes también, pero creo que aunque los "qués" hayan sido los mismos, los "cómos" son un poco diferentes. 

    Libros

    Libros
    "Comprar libros estaría genial, si además pudieras comprar el tiempo que necesitas para leerlos... Pero como regla general, la compra de libros se confunde a menudo con la simple adquisición de sus contenidos" Arthur Schopenhauer. ---Es una gran verdad, encerrada en muy pocas palabras y que nos dice más de lo que podemos observar. Para mí, la cultura es lo único que nos hace más humanos y previene a los que somos más humanos, de dejarnos engullir por los inhumanos que creen que el dinero lo puede comprar todo en la vida.---