domingo, junio 12, 2011

    Entrevista Food Trend Trotters (Parte 1)

    Este post ha aparecido previamente en Innpulsos, un blog que realizo en colaboración con compañeros de la unidad de Sistemas de Innovación de Tecnalia.

    Tenía un post pendiente acerca de Food Trend Trotters, en este blog (pido perdón a los chicos de FTT, por no hacerlo antes), pero la verdad es que la difusión y repercusión que ha tenido el proyecto, había puesto muy difícil, hacer algo original y que aportara valor, desde este blog. Noticias en periódicos de tirada nacionalagencias de prensablogs y demás apariciones en otros medios, ponían difícil aportar algo con valor.
    Por eso mi idea era saber un poco más de los entresijos del proyecto, haciendo una pequeña entrevista al “back-stage” de este curioso y a la vez innovador proyecto que ha sido Food Trend Trotters.
    Con ese ánimo, el martes 25 de enero, (hace ya algunas semanas) acudí a Azti, donde había quedado con DabidRaúl y Sonia, para que me contaran de primera mano como había sido la experiencia del “back office” de Food Trend Trotters, sus experiencias con el proyecto y cómo veía la organización de Azti-Tecnalia, los temas de Web 2.0 y Social Media, después de la realización de este proyecto.
    Ésta es la transcripción de la entrevista:
    Empecemos por el principio, chicos. Contarnos un poco como se creo el proyecto desde el principio. ¿Cómo surgió todo?
    Bueno, todo empieza con el iWeekend que se celebró en Bilbao, en 2009. En él, Asier e Iván presentaron el proyecto Trendtrotters, el cuál fue premiado en este evento. Posteriormente, en el congreso Visio, Julen Iturbe estuvo hablando sobre vigilancia estratégico-competitiva a pie de calle. Sonia estuvo en ese congreso y la idea le pareció muy interesante. Es ahí donde surgen las sinergias necesarias entre Azti y MIK, para que se desarrolle este proyecto.
    Posteriormente se acude a la “Convocatoria de ayudas para el fomento de la cultura científica y de la innovación de Fecyt”, donde se consigue la financiación mínima necesaria para lanzar el proyecto.
    ¿Y el tema de la financiación y comercialización? ¿De que manera enfocasteis este proyecto para hacerlo vendible?
    La ayuda financiera de FECYT fue un impulso que se recibió para lanzar el proyecto, pero no fue el objetivo del proyecto, ni representó una gran cantidad. Tratamos de generar alianzas entre AZTI, MIK, IRTA, Consultoría Artesana en Red y el Basque Culinary Center, con el objetivo de involucrar al máximo de actores posibles. La industria alimentaria era otro de los actores a involucrar y por eso les pedimos que nos hicieran llegar información sobre cuales eran las claves que les interesaban.
    Además, completábamos la información que recibíamos a través del viajero, generamos fichas de producto, informes sobre tendencias alimentarias, etc.
    ¿Cuales han sido las cosas que mejor han salido?
    La comunicación del proyecto ha funcionado realmente bien, tanto en los canales tradicionales, como en los canales de Social Media. Hemos visto el poder de estas herramientas y la gran capacidad para crear repercusión que pueden generar en la web.
    También se ha hecho un gran esfuerzo en la faceta de la vigilancia estratégica del proyecto, ya que se han elaborado fichas de producto internas y confidenciales para las empresas que estaban interesadas en el proyecto y para la propia Azti.
    Por otro lado, el apoyo del público ha sido muy grande, incluso una chica venezolana nos animaba a visitar su país para hacer una próxima edición (risas).
    También hay que destacar que era “nuestro proyecto”, no era un proyecto por encargo y nos sentíamos muy motivados por ello.
    ¿Cuáles han sido las cosas que no han ido tan bien?
    Debido a que ha sido un proyecto sumamente experimental, no hemos medido el ámbito de interés, con la precisión que nos hubiera gustado. Focalizar nuestro objeto de interés ha sido una tarea que debido a esta experimentalidad del proyecto, ha sido difícil de realizar.
    Antes del viaje, se realizó una fase de contextualización, en la que indicamos en que productos, o tendencias alimentarias debería focalizarse Asier, pero fue complicado delimitar este ámbito.
    Raúl, Dabid y Sonia
    No sabemos tampoco cuál debe ser el perfil del viajero de Food Trend Trotters. Alguna gente pensaba que un especialista, otros que un consumidor, pero también a la vez recalcábamos que ante todo debía ser un comunicador. Es difícil delimitar esto, porque al final se necesita un perfil multidisciplinar.
    Otra cosa curiosa, es que tuvimos muchas dificultades en Japón con las tarjetas SIM que se venden allí, prácticamente imposibles de colocar en comprar, para un teléfono europeo. Bueno de hecho, no lo conseguimos (risas).
    ¿Cuales son los próximos pasos de FTT?
    El proyecto dura hasta Junio de 2011, pero está claro que durante este primer año (que ha durado el viaje), hemos intentado experimentar con todo el proyecto. A partir de ahora nos toca organizar la información, hacer fichas sobre los productos tratados, crear plantillas para acometer diversos estudios, etc.
    Pero quizás, lo más importante sea crear metodologías para que futuras continuaciones de Fodd Trend Trotters sigan un camino más orientado a la consecución de objetivos innovadores. Quizás las futuras peticiones de empresas de la industria alimentaria, deban ser tratadas como si FTT fuera un proyecto por encargo, ajustado a las necesidades de cada cliente.

    Libros

    Libros
    "Comprar libros estaría genial, si además pudieras comprar el tiempo que necesitas para leerlos... Pero como regla general, la compra de libros se confunde a menudo con la simple adquisición de sus contenidos" Arthur Schopenhauer. ---Es una gran verdad, encerrada en muy pocas palabras y que nos dice más de lo que podemos observar. Para mí, la cultura es lo único que nos hace más humanos y previene a los que somos más humanos, de dejarnos engullir por los inhumanos que creen que el dinero lo puede comprar todo en la vida.---