miércoles, junio 20, 2007

    Adios Salamanca, adios . . .

    Siempre es difícil decir adiós a algo que ha sido una parte de ti mismo durante mucho tiempo, pero las cosas desgraciadamente, y afortunadamente, no son para siempre.
    Durante mis últimos cuatro años, esta ha sido mi ciudad, mi punto de encuentro de amigos y conocidos, personas de toda índole, y sobre todo un lugar donde poder crecer, conocer a gente, y sobre todo y lo más importante, conocerse a uno mismo, y dar lo mejor de uno mismo.

    Llegué aquí como un chico normal, pero me voy como un proyecto de persona a largo plazo.
    Lo que mejor brinda Salamanca a los jóvenes que vienen a sus fueros, no es la oportunidad de estar en una especie de "mini-ciudad" que pueda satisfacer todas sus necesidades a esa edad. Ya sea la fiesta, lugares donde compartir café, ó sitios donde compartir algo más que una mirada con esa persona especial.

    Mucha gente viene aquí sin saber que es lo que le espera en la vida, y se va, sabiendo, por lo menos, que puede ser maravillosa, a veces.

    Esa es la grandeza de esta ciudad, que hace probar a la gente, que hay cosas por las que merece luchar y pelear por ellas.
    Pero también tiene un lado oscuro, ya que como todo lo bueno, debe y tiene que acabarse.
    Es ley de vida, y debe asumirse. Quien no entienda esto y lo acepte, está condenado a permanecer en esta ciudad, como un prisionero de guerra hasta que se de cuenta de su error.

    Por eso hay mucha gente que queda atrapada en sus redes . . .

    Es una ciudad de paso, pero para aprender de ella, ya que la universidad, no es sólo el edificio y las clases, sino que está en todas los rincones, impregnando todo lo que rodea a la ciudad y haciendo que todos aprendamos cosas muy distintas a las académicas, pero muy valiosas también para nuestro futuro.

    Por eso, le debo tanto a esta ciudad, y a toda la gente que he conocido aquí, que no sería lo que soy si no se hubieran cruzado en mi camino . . .

    Me alegro de que exista esta ciudad, y sobre todo de que existan personas que mantengan ese espiritu vivo, tanto en sus corazones, como en todo lo que hacen . . .

    Hasta luego Salamanca . . .

    1 comentario:

    angela dijo...

    Jo.....q mal salimos Chis y yo, bueno y Oscar..por cierto... y esa foto?yo no la tengo.
    por lod emás bastante de acuerdo con lo q escribes ,Salamanca es una ciudad de paso, pero deja huella..
    un besuko!

    Libros

    Libros
    "Comprar libros estaría genial, si además pudieras comprar el tiempo que necesitas para leerlos... Pero como regla general, la compra de libros se confunde a menudo con la simple adquisición de sus contenidos" Arthur Schopenhauer. ---Es una gran verdad, encerrada en muy pocas palabras y que nos dice más de lo que podemos observar. Para mí, la cultura es lo único que nos hace más humanos y previene a los que somos más humanos, de dejarnos engullir por los inhumanos que creen que el dinero lo puede comprar todo en la vida.---